Asociación de residencias y servicios de atención a los mayores. Sector solidario

Depresión en ancianos

Publicado por el Ago 31, 2015 en Ley Dependencia, Salud en el Mayor | 0 comentarios

Los mayores y sus familias confían más en las Residencias sin ánimo de lucro que en las Residencias empresariales.

Nuestro residente, nuestro mejor valor

La depresión en ancianos es una enfermedad generalizada, pero que en muchas ocasiones no recibe ningún tipo de tratamiento. Es una enfermedad mental que trastorna el estado anímico de la persona que la sufre haciendo que este triste, melancólico o frustrado durante largos periodos de tiempo.

La depresión en ancianos es muy común y al contrario de como a veces se piensa, no es una etapa normal del envejecimiento, por lo que se debe revisar con el médico y si se reconoce como una patología el anciano debe recibir tratamiento para pueda mejorar su estado de ánimo.

En ocasiones a los médicos les resulta complicado reconocer la enfermedad ya que los ancianos ocultan sus sentimientos o no quieren hablar de ellos.

Depresión: síntomas

Algunos de los síntomas que podemos encontrar en la depresión en ancianos suelen ser los siguientes:

  • Sentirse tristes, vacíos, sin esperanzas, con ansiedad o más irritables de lo habitual.
  • Muchas de las veces pierden el interés en realizar sus actividades favoritas.
  • Pérdida de memoria o de concentración
  • Dormir demasiado o padecer insomnio.
  • Pérdida del apetito.
  • Si por el contrario se sufre de ansiedad es probable que coman compulsivamente.
  • Tener pensamientos negativos hacia su persona.
  • Sufrir un malestar general que no le deja realizar las actividades rutinarias debidamente.

Muchos de estos síntomas son comunes también del envejecimiento por lo que hay veces que es más complicado detectar la enfermedad, para poder administrarle un tratamiento.

¿Qué puede causar la depresión en los ancianos?

La depresión puede ser una enfermedad hereditaria, por lo que si los padres, hermanos o familiares ascendentes la han sufrido, es posible que el anciano también la pueda sufrir.

Otra causa muy común que puede convertirse en depresión es el estrés que pueda sufrir el anciano. Debemos tener en cuenta que la etapa del envejecimiento supone muchos cambios para la persona y no siempre suele llevarse de una forma positiva ya que hay personas que tienen más tendencia a estar tristes o melancólicos.

Depresión en ancianos: tratamiento

Una vez detectada la enfermedad el médico procederá a administrar un tratamiento para lograr la mejoría del anciano. Además de esto deberán tratarse las causas que han ocasionado que el anciano llegue a esta enfermedad.

Además, para mejorar este estado es recomendable que los ancianos realicen ejercicio físicoactividades agradables o cualquier actividad que les guste y les facilite, además de sentirse entretenidos, rodearse de su gente querida y sentirse acompañados  ya que el factor de la soledad puede aumentar el estado de depresión.

Si se siguen estos consejos, la depresión suele responder de manera positiva al tratamiento.

En los centros asociados a Lares C.V., ofrecemos un hogar para el anciano, para que éste se sienta integrado socialmente y no sufra la soledad, que es una de las causas más comunes de la depresión.

Rate this post

Deja un comentario


© 2017 Lares Comunidad Valenciana · Proyecto financiado por

Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad  Generalitat Valenciana