Asociación de residencias y servicios de atención a los mayores. Sector solidario

El Alzheimer se puede transmitir pero no es contagioso.

Publicado por el Sep 21, 2015 en Ley Dependencia, Salud en el Mayor | 0 comentarios

Miedos en los adultos mayores

"No sujetes", reducción de sujeciones físicas y químicas en residencias.

El Alzheimer es una enfermedad muy común que afecta a hombres y mujeres a partir de los 65 años de edad. Es una enfermedad que provoca una alteración neurodegenerativa, y progresivamente ocasiona que las células nerviosas no se comuniquen entre ellas, lo que provoca un deterioro de la función mental de aprendizaje, memoria y pensamiento.

Un estudio realizado recientemente por científicos de Reino Unido indica que el Alzheimer, además de ser una enfermedad genética, se puede transmitir de una persona a otra según ciertos procedimientos médicos.

Se piensa también que puede ser una enfermedad transmisible, debido a una proteína de la misma y que la pueden provocar las inyecciones de la hormona del crecimiento, procedimientos médicos invasivos como transfusiones de sangre o tratamientos dentales invasivos, que pueden implicar la transferencia de tejidos contaminados por los instrumentos quirúrgicos.

Los científicos indican que la fase del estudio se encuentra en un periodo inicial, por lo que no debemos rechazar las cirugías. Además de que no es contagioso entre personas, sería un claro error pensar que si tenemos algún anciano en casa que padezca esta enfermedad pueda contagiarnos.

En un principio se pensaba que esta enfermedad sólo era hereditaria, es decir, era probable que si las generaciones anteriores a la nuestra habían padecido esta enfermedad, nosotros la podíamos heredar genéticamente.

Las hipótesis en las que están trabajando los científicos sobre la aparición del Alzheimer son las siguientes:

  • Genéticamente se va perdiendo una sustancia química que es vital para el cerebro. Se llama acetilcolina, que como comentábamos anteriormente, su pérdida provoca que las células nerviosas no conecten bien.
  • A medida que se va envejeciendo, espontáneamente puede que las células se vayan deteriorando dando lugar a la aparición de la enfermedad.
  • Que por un error médico hayamos adquirido la enfermedad.

El estudio ha sido realizado en ocho adultos en edades comprendidas entre 36 y 51 años que murieron de la enfermedad Creutzfeldt-Jakob. Estas ocho personas, habían recibido inyecciones de la hormona del crecimiento, y en las autopsias realizadas, siete de ellos tenían proteínas asociadas a los primeros síntomas de la enfermedad.

En el estudio que publicó la revista Nature, se detectó que el Alzheimer se podía haber provocado por las inyecciones de la hormona del crecimiento.

Aún quedan preguntas por resolver, como por ejemplo, si estas proteínas se pueden transmitir por los instrumentos quirúrgicos al utilizarse en las operaciones, ya que se adhieren a las superficies metálicas y sobreviven tras los exhaustivos procesos de esterilización de los mismos.

Otra de las preguntas por resolver, es si está enfermedad se puede trasmitir por las transfusiones de sangre, ya que en experimentos realizados con animales con la enfermedad de las vacas locas, esto sí que es posible.

Dame Sally Davies, Director General del departamento de Salud del Reino Unido, restó importancia a la investigación y a este estudio realizado, indicando que solo se había detectado en ocho muestras, por lo que no es un número alarmante.

Además, indicó que no hay una evidencia clara de que la enfermedad de Alzheimer pueda ser transmitida entre seres humanos, ni por cualquier procedimiento médico ni intervención.

Por otra parte John Hardy, profesor de neurología en UCL (University College London), señaló que podían estar relativamente seguros de que es posible transmitir esta patología mediante la inyección de tejidos humanos que contienen la sustancia química del Alzheimer. Probablemente no se implique en las transfusiones de sangre, pero merece ser examinado y estudiado para poder detectarlo.

Como podemos ver, el debate queda abierto, y estamos a esperas de que el estudio termine y puedan indicar si la enfermedad del Alzheimer se puede transmitir de unos a otros según procesos médicos o quirúrgicos.

De momento la Sociedad Española de Neurología, ante las dudas que han generado algunos de los titulares que se han publicado recientemente, llama a la calma comunicando que «trasmisión y contagio son palabras totalmente distintas en el campo de la medicina». Así, «contagio es cuando existe la posibilidad de la propagación de una enfermedad de un individuo a otro y en ningún caso se ha hablado de ello en dicho estudio».

Rate this post

Deja un comentario

© 2014 Lares Comunidad Valenciana