Asociación de residencias y servicios de atención a los mayores. Sector solidario

Falta de apetito en ancianos, causas de la Hiporexia

Publicado por el Feb 22, 2016 en Alzheimer y Demencias | 0 comentarios

Demencia senil: ¿cómo afecta a los ancianos?

Lares CV celebra su XX Aniversario

¿Que es la Hiporexia?

Los ancianos según van aumentando de edad pueden manifestar Hiporexia o falta de apetito , disminución de sus ganas de comer, y una causa de esto es que no necesitan ingerir tantas calorías ya que sus necesidades físicas no son tan altas y porque con el aumento de edad el estómago pide menos cantidad.

Esto sucede en algunas ocasiones bien porque no perciben los sabores y olores de la misma forma en la que lo debían hacer, o por culpa de la ingesta de algún fármaco o tratamiento que estén recibiendo para tratar alguna patología que puedan padecer.

Falta de apetito en los ancianos

Si nos encontramos frente a un caso de falta de apetito en ancianos, debemos tomar medidas para evitar una malnutrición en los mismos y que esto derive en una enfermedad, o si ya padecen alguna que esta no adquiera ninguna complicación más.

La pérdida de apetito en adultos mayores es denominada hiporexia y esta disminución de apetito puede ser causada por diversas causas.

Hiporexia: ¿qué lo causa?

 

La hiporexia puede ser un síntoma de alguna enfermedad que se esté desarrollando en el organismo del anciano, o de alguna enfermedad que ya padezca. Además también puede ser síntoma de un problema psicológico, como la depresión, y que lo más probable es que necesite tratamiento. Se debe tener en cuenta el estado anímico del adulto mayor, porque si es bajo puede ser el indicio de la falta de apetito.

La falta de apetito suele aparecer en el peor momento ya que suele venir causada por alguna enfermedad y es en estos momentos cuando el anciano tiene más necesidad de ingerir alimentos y proteínas para así poder tener una pronta recuperación.

Se debe vigilar la falta de apetito de los ancianos ya que si está desencadena en una desnutrición, los ancianos no podrán reponerse a la enfermedad y es posible que necesiten hospitalización.

Otra de las causas comunes de la hiporexia, es de carácter social, ya que cuando los ancianos se distancian o aíslan del ambiente que les rodea de forma involuntaria como puede ser el ingreso hospitalario de gente querida o de ellos mismos, la soledad, la muerte de gente cercana a su alrededor, o el cambio de hogar, como puede ser el ingreso en una residencia, si en su hogar no puede recibir las atenciones y cuidados que necesitan.

Esta serie de circunstancias provocan la pérdida de apetito en los ancianos.

Hiporexia o Falta de apetito en los ancianos: ¿cómo actuamos frente a ella?

 

Lo primero que debemos hacer es controlar la ingesta de calorías que toma el anciano, debemos tener en cuenta que es mejor  repartirlas en 5 o 6 tomas con poco volumen o cantidad de comida, pero si debemos incluir en la dieta alimentos muy nutritivos.

Realizando las 5-6 comidas con poco volumen, evitamos que sacien muy rápidamente y que lleguen a la próxima toma con más sentimiento de hambre.

Es conveniente que los alimentos que se sirvan a los afectados sean de fácil masticación y que no estén muy calientes, ya que los alimentos que se ingieren a una alta temperatura sacian más que los que están a una temperatura tibia.

Es importante que se motive el apetito de adulto mayor, para que le apetezca la comida que va a comer, por lo que debemos:

  • Incluir alimentos del gusto o apetencia del afectado
  • Darle la comida nada más le apetezca aunque se salga del horario establecido

Para que puedan adquirir todas las energías necesarias para afrontar la enfermedad y no caer en la desnutrición, es importante que todos los alimentos que sirven al anciano aporten mucha energía.

Se deben enriquecer los platos con leche en polvo, caldos, huevo, etc. Ya que de esta forma conseguiremos aumentar el valor energético del plato, pero sin aumentar la cantidad de comida a ingerir.

Hay que intentar variar mucho la dieta para que el paciente no aborrezca los platos que se le ofrecen y le apetezcan más a la hora de ingerirlos.

Otro de los problemas que presentan los ancianos que sufren hiporexia, es que sienten rechazo hacia ciertos tipos de alimentos, en muchos casos es hacia la carne roja, que aporta una gran fuente de nutrientes.

En estos casos, los ancianos optan por comer alimentos que les gusten o de fácil preparación como son los vasos de leche con alguna pieza de bollería. Esto a la larga afecta también la salud del anciano, ya que no se ingieren todos los nutrientes necesarios.

Por esto tiene gran importancia que la preparación de los platos sean atractivos y se añada el mayor número de nutrientes posibles, para que de esta forma, su salud se vea afectada de la menor forma posible.

Ante la falta de apetito de ancianos no dudéis en seguir estos consejos, y además en este post podréis encontrar información sobre los suplementos alimenticios para ancianos, con los que se podrán mantener fuertes.

3 (60%) 3 votes

Deja un comentario


© 2017 Lares Comunidad Valenciana · Proyecto financiado por

Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad  Generalitat Valenciana