Asociación de residencias y servicios de atención a los mayores. Sector solidario

Fractura de cadera en los ancianos

Publicado por el Ago 13, 2015 en Ley Dependencia, Salud en el Mayor | 0 comentarios

Cuidado de un anciano en su fase de enfermedad terminal, cuya vida se encuentra disminuida o debilitada

Malnutrición en el adulto mayor

Es muy común que los ancianos de una edad avanzada sufran una fractura de cadera, ya que con el paso de los años tienen menos movilidad y les cuesta más caminar. Por esto, pueden sufrir pequeños tropezones que los pueden desequilibrar y hacer que caigan al suelo.

Tenemos que tener en cuenta que la cadera es la parte del cuerpo que une el tronco con el peroné, por lo que si sufrimos una fractura en una de ellas no podremos caminar hasta que el hueso solidifique de nuevo. Esto conlleva estar una larga temporada en la cama en reposo, para que la fractura cure y se pueda pasar a la etapa de rehabilitación, siempre revisada por un profesional para que el anciano pueda volver a andar y recuperar la movilidad perdida.

Se estima que la masa ósea máxima se alcanza a los 30 años de edad, por lo que a medida que pasan los años, esta se va perdiendo y los huesos se van haciendo mucho más débiles. Cuando más se nota en las mujeres es al llegar a la menopausia, y en los hombres cuando a los 70 años de edad. Como podemos comprobar, las mujeres sufrirán problemas con los huesos mucho antes que los hombres.

Fracturas de cadera, ¿por qué se producen?

Como hemos comentado anteriormente, las fracturas de cadera se suelen producir en los adultos mayores principalmente por las caídas y por el nivel de masa ósea que tenga cada persona. Por lo tanto, una persona tiene un tono muscular bajo tiene más opciones de caer, y si además tiene un bajo nivel óseo, si sufre una caída y todo el peso recae sobre una zona, es muy probable que el hueso se fracture.

Por lo tanto, para evitar que se fracture el hueso, deberemos realizar ejercicios para fortalecer tanto los músculos como los huesos, y llevar una dieta equilibrada para mantener los nutrientes y el calcio en los niveles adecuados.

Caídas: ¿qué hacer si encontramos al anciano en el suelo?

Si encontramos al anciano en el suelo y no sabemos cómo se ha producido la caída, debemos tener en cuenta que puede que se haya producido una factura. El síntoma es bastante claro, si no puede mover alguna de las extremidades inferiores y tiene un fuerte dolor, debemos dejar al anciano inmovilizado hasta que vengan los servicios de urgencias para poder trasladarlo al hospital.

Fractura de cadera: tratamiento

El tratamiento para la fractura de cadera es quirúrgico. Se deberá operar al afectado para colocarle una prótesis y mantener un tiempo de reposo antes de empezar con la rehabilitación.

Hay que tener en cuenta que, al tratarse de una operación quirúrgica, conlleva unos riesgos, ya que después de la operación, se puede infectar la herida, sufrir trombosis, anemia o alguna alteración en sistema mental como confusión, que no se debe de confundir ni con la demencia ni con el Alzheimer.

Diferentes estudios indican que cuanto antes se realiza la operación, menos riesgo conlleva, pero si la operación se demora más de lo habitual, conlleva más riesgo y un empeoramiento del paciente.

Después de la operación, ¿cómo queda el paciente?

Hoy en día el mundo de la medicina está muy avanzado y se realizan muchas operaciones de fracturas de cadera, por lo que habitualmente salen muy bien de la operación, aunque con una recuperación lenta y gradual.

Una vez el paciente ha sido operado deberá disponer de un cuidador o ingresar en una residencia temporalmente, para que el anciano inmovilizado disponga de todos los cuidados necesarios hasta que sane.

Rate this post

Deja un comentario


© 2017 Lares Comunidad Valenciana · Proyecto financiado por

Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad  Generalitat Valenciana