Asociación de residencias y servicios de atención a los mayores. Sector solidario

Neumonía en ancianos: prevención y cuidados

Publicado por el Abr 15, 2016 en Residencias Tercera Edad, Salud en el Mayor | 0 comentarios

Viajes tercera edad, consejos a tener en cuenta

Trabajador social, ¿Qué importancia tiene en la vida del anciano?

La neumonía es una patología que afecta al pulmón y que se caracteriza por la multiplicación de microorganismos en el interior de los alvéolos, provocando de esta forma una inflamación que afecta fuertemente a los pulmones.

Esta afección se puede producir en todas las personas, pero es más común que la padezcan los ancianos o los niños, es decir en los dos extremos de la etapa de la vida de una persona. Además son más propensos a adquirir esta enfermedad, personas que tienen algún tipo de enfermedad crónica o personas que tienen una salud delicada.

neumonía en ancianos

*Imagen: vidasana.sv

Desde Separ se especifica que la neumonía en ancianos tiene una incidencia de 30 personas cada 1000, a partir de los 65 años.

Neumonía en ancianos: ¿qué causa esta patología?

Esta patología se produce cuando un germen infeccioso invade el tejido pulmonar que puede llegar por distintas vías como pueden ser:

  • Vía respiratoria
  • A través de la faringe
  • Vía sanguínea

La bacteria más común que produce esta enfermedad es el neumococo, pero además también se puede adquirir a través del virus de la gripe, si este se complica puede desencadenar en una neumonía.

¿Cuáles son los síntomas más comunes de la neumonía en ancianos?

No todos los pacientes pueden sufrir los mismos síntomas de la neumonía ya que según de la forma que se adquiera estos síntomas variaran.

Los síntomas de la neumonía común son los siguientes:

  • Tos con expectoración supurante e incluso con sangre
  • Dolor de tórax
  • Fiebre
  • Escalofríos

Los síntomas que podemos observar en neumonías atípicas son los siguientes:

  • Décimas de fiebre
  • Malestar general
  • Dolor muscular y articular
  • Dolor de cabeza
  • Cansancio
  • Tos seca, al contrario que en la neumonía común está no tendrá expectoración.

En algunos de los casos de neumonía en ancianos, se puede padecer una insuficiencia respiratoria.

¿Se puede prevenir la neumonía en ancianos?

Es complicado prevenir esta patología ya que en muchas ocasiones se adquiere por contagio de otra persona, y en las ocasiones más comunes se origina por los gérmenes que se encuentran en las vías respiratorias de los adultos mayores.

Como hemos comentado anteriormente, la neumonía se puede desencadenar después de un proceso gripal, es por esto que una medida preventiva para la misma, es vacunarse contra la gripe.

Otra medida que podemos encontrar es vacunarse contra la bacteria del neumococo de esta forma evitaremos la neumonía producida por esta bacteria.

Al ser una enfermedad pulmonar es importante que se adquieran como medida de prevención las siguientes recomendaciones:

  • Si eres fumador, dejar de fumar
  • Dejar de consumir alcohol o reducir la dosis que se ingiere
  • Tener una perfecta higiene oral y dental

Neumonía en ancianos: ¿qué cuidados debes llevar si adquieres esta patología?

Si notas los síntomas mencionados anteriormente debes acudir rápidamente a tu médico para que te puedan diagnosticar la enfermedad y administrar el tratamiento idóneo para frenar los síntomas y complicaciones de la misma.

El tratamiento básico es el uso de antibióticos o si es producida por un proceso gripal, la utilización de antivirales.

Desde Lares C.V. recomendamos que en todo momento se sigan las indicaciones que marque el médico.

5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

© 2017 Lares Comunidad Valenciana · Diseño Web Valencia