Demencia en las personas mayores. El poder de las emociones como herramienta de trabajo.


foto abuelos - Demencia en las personas mayores. El poder de las emociones como herramienta de trabajo.

Demencia en las personas mayores. El poder de las emociones como herramienta de trabajo.

Encontramos en muchas ocasiones personas mayores que acuden a un centro de día o ingresan en una residencia porque sufren demencia o trastorno neurocognitivo.

Estos centros de mayores cuentan con psicólogos que son los responsables de trabajar las capacidades cognitivas de estos residentes, a través de distintas actividades adaptadas a cada fase de la enfermedad, de manera que ayuden a frenar su avance  y mejoren su calidad de vida.

foto abuelos

Terapia de Estimulación de Emociones

 

Amparo Blasco Cervera, Psicóloga de la Residencia María Inmaculada de Gandía quiere compartir con todos nosotros, la experiencia-formación que ha tenido y con la cual ha disfrutado y aprendido mucho durante este año.

“La formación de la que os hablo es Terapia de Estimulación de Emociones T2E, impartido por la Fundación Maria Wolff, curso que ya de entrada es llamativo, diferente  con respecto a la formación que se puede recibir; precisamente esa fue la motivación para realizarlo, el poder llegar y acercarme más y mejor a la persona mayor con deterioro cognitivo,  con la que es difícil trabajar y a la que en ocasiones  le exigimos un esfuerzo que no puede realizar a través de algunos talleres”.

La Terapia de Estimulación Emocional es una licencia que se adquiere formándose en Maria Wolff que permite descubrir el poder de las emociones como herramienta de trabajo. Esta Fundación ha identificado más de 30 emociones y las ha aplicado en un curso que sirve para aumentar las habilidades de profesionales que se dedican a la atención sociosanitaria.

“Dar color a la vida de nuestros mayores”

 

Con la terapia T2E se pretende proporcionar bienestar emocional a la persona mayor con dificultades cognitivas, dar color  a su vida y crear ambientes que favorezcan el fluir de las emociones, la capacidad de sentir emociones positivas y sentir emociones con intensidad, a pesar de que no sea capaz de expresar verbalmente su estado. Lo importante es que lo pueda vivir, experimentar y sentir  sin necesidad de requerir un esfuerzo cognitivo. Es más, los mayores con deterioro cognitivo o Alzheimer son los que más beneficiados se ven por esta terapia.

“En la Residencia Mª Inmaculada de Gandía hemos podido tener la experiencia con un grupo T2E a lo largo de seis meses. El grupo elegido para esta terapia estaba formado por 6 residentes, de los cuales 5 mayores están diagnosticados de Alzheimer o Demencia en grado medio e incipiente. En cada una de las sesiones se ha trabajado una emoción diferente, mediante una serie de actividades validadas y materiales preparados con la finalidad de estimularles.

El poder de la emoción para personas con demencia

 

Es sorprendente y muy grato el poder observar y a la vez compartir con el grupo el poder de la emoción, y más aún en las personas con mayores niveles de deterioro, en las que, aunque es difícil la expresión verbal, la expresión de la emoción se puede captar a través de los signos observables.

A través de esta terapia hemos conseguido:

  • Disfrutar de los encuentros semanales.
  • Favorecer estados de ánimo más positivos.
  • Establecer lazos afectivos más fuertes.
  • Mejorar la comunicación verbal y no verbal.
  • Aumentar la autoestima.
  • Disminución de alteraciones de conducta.
  • Mayor colaboración en actividades del centro.
  • Expresiones faciales más distendidas.

 

Experiencia de bienestar para la persona mayor y para el terapeuta.

 

Esta experiencia además del bienestar que provoca en las personas mayores, ha resultado  francamente positiva también para el terapeuta, y ese es uno de los motivos que me han llevado a compartir con los compañeros de Lares la noticia de esta terapia novedosa, que genera bienestar y calidad de vida a los mayores de nuestros centros; os animo a conocerla y poder implantarla en vuestros centros”.

Ser un interventor T2e es haber despertado nuevamente al mundo de las emociones, ser potenciador, facilitador de esa riqueza que llevamos en nuestro interior y que no siempre manifestamos ni dejamos espacio para que pueda aflorar; y en especial con los mayores afectados a nivel cognitivo.

Demencia en las personas mayores. El poder de las emociones como herramienta de trabajo.
5 (100%) 1 vote

"La Ley de Dependencia para Usuarios y Familiares"

Acceder ahora

Información Relacionada

“Despertando a la vida” nuevo programa... La Residencia Santos Reyes de Benisanó (Valencia), en colaboración con Obra Social Fundación Bancaja, ha desarrollado  dentro de su Programa Terapéuti...
Día internacional de los derechos humanos El Día internacional de los derechos humanos se celebra todos los años el día 10 de diciembre desde el año 1950, es decir, este año ha hecho 65 años q...
Navidad, ¿cómo se celebra en las residencias de an... Estamos ya en una de las épocas más bonitas y entrañables del año, la Navidad. Es una fiesta que se celebra en familia y con unas tradiciones muy arra...
Cuidado de ancianos mayores: el primer paso es cui... Conforme van pasando los años nos vamos haciendo mayores y los roles en nuestras vidas van cambiando. Han sido siempre nuestros padres los que han cui...


Pin It on Pinterest

Share This