Asociación de residencias y servicios de atención a los mayores. Sector solidario

Prevención de caídas

Publicado por el Jun 25, 2015 en Ley Dependencia, Salud en el Mayor | 0 comentarios

Residencia María Inmaculada – Gandía

Residencias tercera edad Alicante

Con el paso de los años, si tenemos algún problema de salud, corremos el riesgo de tropezar y caer, con la consecuencia de poder rompernos un hueso o sufrir algún tipo de lesión.

Para minimizar la probabilidad de sufrir estos daños, a continuación indicamos los mejores consejos para que las personas mayores o dependientes puedan evitar las situaciones de riesgo, y puedan moverse en su entorno de forma segura:

Prevención de caídas: consejos

El lugar donde más tiempo permanecemos y donde más caídas se suele producir es en nuestro hogar, por lo que debemos de dejar fuera del alcance de las personas mayores el mayor número de peligros posible, como pueden ser:

  • Retirar cables u objetos que puedan quedar en medio de pasillos y habitaciones, para que tengan un paso libre y sin obstrucciones.
  • Evitar las alfombras, las esquinas se pueden levantar y provocar tropezones.
  • Evitar escalones o diferencias entre azulejos en el suelo del hogar.
  • Es muy importante tener una buena iluminación en el hogar. Con la luz podemos ver todo mucho mejor y ver sin ningún problema donde pisamos.

Una parte del hogar muy importante es el baño, y debemos de tener en cuenta varias recomendaciones para evitar las caídas en esta habitación.

  • Instalar pasamanos y agarradores en la ducha para que sea mucho más seguro entrar, levantarse o agacharse.
  • Instalar en el plato de ducha o bañera una alfombrilla antideslizante evitar resbalar y no correr ningún peligro al moverse sobre ella.

Prevención de caídas en ancianos: ¿por qué suelen caerse?

Tropezar y resbalar son las principales causas de caída de los ancianos. Debido a que con el paso de los años pierden reflejos, la respuesta ante un desequilibrio es mucho más lenta, por lo que acaban perdiendo estabilidad y agarre de forma más habitual.

A todo esto se suma que los ancianos pueden sufrir caídas por padecer problemas de equilibrio, sufrir algún tipo de enfermedad como el Parkinson, problemas de vista, o no tener una buena fortaleza muscular y ósea producidas por otras patologías, como por ejemplo, la osteoporosis.

Para prevenir las caídas, debemos tener en cuenta artículos y objetos que nos ayudarán en nuestro movimiento, como son los bastones, muletas o andadores. Es muy importante que utilicen zapatos que les sean cómodos con suela de goma, para que tengan un buen agarre a la superficie y ofrezcan un paso seguro.

Prevención de caídas: ejercicios

Para mantener el cuerpo lo más ágil, elástico y flexible posible, es recomendable realizar una serie de ejercicios para fortalecer los músculos, y evitar lesiones si se sufre una caída, ya que el cuerpo estará más preparado para absorber el golpe.

En conclusión, las caídas son la causa principal de lesiones en las personas mayores y ancianos. El número de caídas y el nivel de lesión que provocan aumentan a la par que aumenta la edad, por lo que debemos intentar eliminar todos los riesgos para sufrir el menor número de percances posibles.

Las caídas pueden ocurrir en cualquier momento y en actividades rutinarias, por lo que debemos tener el hogar lo más organizado y ordenado posible, además adaptarlo a nuestras nuevas necesidades. Por ejemplo, si nuestro hogar es de 2 alturas, intentar habilitar la planta baja para no subir y bajar escaleras.

Rate this post

Deja un comentario


© 2017 Lares Comunidad Valenciana · Proyecto financiado por

Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad  Generalitat Valenciana