Asociación de residencias y servicios de atención a los mayores. Sector solidario

Residencia geriátrica, ¿Cuándo deberíamos ingresar en una de ellas?

Publicado por el May 22, 2015 en Residencias Tercera Edad | 0 comentarios

Ola de calor: Consejos y precauciones

¿Cómo sería la residencia en la que me gustaría vivir?

Muchas veces cuando se plantea o se llega a la conclusión de que debemos ingresar a nuestros mayores en una residencia, no lo hacen ellos mismos, y debe de ser la familia del afectado, anciano y/o dependiente quien debe de tomar la decisión, o bien por que sufre alguna enfermedad como la demencia o bien porque tiene un grado de dependencia, por el que ya no se puede valer por él mismo. Para poder tomar la decisión adecuada, lo mejor es dejarse llevar por un profesional como un trabajador social, para que nos pueda aconsejar. En las residencias Lares C.V. disponemos de trabajadores sociales, que nos podrán ayudar y asesorar para tomar la decisión adecuada en cada momento.

¿Qué pasos debemos de seguir para saber si debemos de ingresar en una de ellas a nuestros ancianos y/o dependientes?

Debemos de realizar una valoración geriátrica al afectado por parte de un profesional, este paso se realiza siempre cuando ingresamos al paciente en una residencia para poder crearle su plan de atención y se encuentre lo mejor posible en el centro. Pero si lo queremos realizar antes, puede realizar la valoración un médico geriatra, donde realizará un informe donde indique las enfermedades que sufre la persona, y los tratamientos o cuidados que debe de llevar.

Teniendo en cuenta el informe que ha realizado el geriatra sabremos si es la mejor opción para el anciano.

¿Se puede valer el anciano por si solo en su hogar?

Estamos acostumbrados que nuestros mayores se valgan por sí mismos, pero conforme van pasando los años, se van haciendo más frágiles y pueden sufrir alguna caída o accidente. Es en estos casos cuando se produce el miedo en los familiares y ya no se sabe si sufren algún tipo de demencia o si tienen la seguridad para poder vivir ellos solos.

Según el estado en el que estén y si cada vez se va haciendo más común que tengamos que supervisar las acciones que realizan, o si por el contrario están bien, deberemos decidir y plantearnos, si debemos de realizar el ingreso en un centro o no. Tenemos que tener en cuenta que si el anciano sigue teniendo la capacidad de mantener conversaciones, plantearle la idea, para que pueda dar su opinión y decidir qué hacer. Según su opinión se puede barajar la idea de la residencia geriátrica, un centro de día o de un cuidador para el hogar.

¿El cuidador puede dar todas las atenciones necesarias al anciano?

Como comentamos en este post “Consejos familiares de personas en situación de dependenciano siempre el familiar o cuidador del anciano, puede abarcar todos los cuidados que necesita el anciano, por este motivo debemos de pensar donde va a recibir mejores atenciones y va a estar mejor cuidado, ya que en muchas ocasiones los cuidadores tienen otros trabajos y familias a las que atender. En un centro residencial, nos aseguramos de que los ancianos y/o dependientes van a estar lo mejor cuidados y con todas las atenciones necesarias para cada usuario.

Residencia geriátrica: ¿Ingreso temporal o permanente?

El ingreso en la residencia se puede hacer por el tiempo que queramos, puede ser temporal hasta que el paciente se recupere de alguna lesión o accidente hasta que pueda hacer su vida normal, o puede ser permanente según el grado de dependencia que tenga y las atenciones que necesite.

Lo mejor para tomar la decisión para el ingreso en una residencia geriátrica es realizar una valoración por el geriatra y así, con el informe redactado sabiendo el grado de dependencia y las atenciones que necesite, nos será mucho más fácil saber que es lo mejor para el anciano y/o dependiente.

Rate this post

Deja un comentario


© 2017 Lares Comunidad Valenciana · Proyecto financiado por

Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad  Generalitat Valenciana