Asociación de residencias y servicios de atención a los mayores. Sector solidario

Residencias de ancianos solidarias

Publicado por el Jul 27, 2015 en Ley Dependencia, Residencias Tercera Edad | 0 comentarios

Residencias Lares C.V. :Servicio Calidad 2015

Marketing y comunicación, la sinergia entre los centros Lares C.V

El lugar natural para el envejecimiento es el propio domicilio con el apoyo de la familia. Esto es una verdad que todos conocemos y que las personas mayores expresan siempre que se les pregunta ¿Dónde quieren ser cuidados?

Sin embargo existe una realidad y es que no siempre la familia puede desempeñar esa función por múltiples causas. En determinados casos esa familia no existe como sucede con las personas viudas sin hijos, en otros la complejidad de los cuidados supera la posibilidades de la familia como en el caso de las demencias, en otros son dificultades espaciales como viviendas sin ascensor etc.

Por eso deben existir centros y servicios que como carácter subsidiario a la familia ayuden a ésta en el cuidado de las personas mayores dependientes.

Uno de los principales problemas que pueden ocurrir es que al ingresar la persona mayor en una residencia se pierdan los vínculos familiares reforzados principalmente por una figura femenina en el rol de cuidador, véase la hija, esposa, hermana o nieta.

A los ancianos o dependientes les gusta verse arropados y apoyados por la familia y, sobre todo, por alguna persona que sea de su confianza y un importante apoyo afectivo.

Esta persona se puede encontrar tanto dentro de la familia como en un cuidador, así como en los profesionales que les atienden dentro de una residencia.

Residencias de ancianos: ingreso

Como hemos comentado en ocasiones anteriores, para la familia es muy duro tomar la decisión de ingresar al familiar en la residencia de ancianos, y se debe de consultar previamente con el afectado para saber su opinión. Teniendo el preceptivo consentimiento del anciano, la decisión se toma queriendo que esa sea la mejor opción para su bienestar.

Una vez tomada la decisión de recurrir al servicio de una residencia para ancianos, debemos tener la seguridad y la confianza de que dejamos a nuestros familiares en las mejores manos. Para que el cambio se note lo mínimo posible, deberemos visitarlos con asiduidad, teniendo en cuenta el horario de visitas de las residencias.

La implicación de la familia de los residentes en los centros de mayores es muy importante para mostrar la cercanía, preocupación y cuidado que ofrecemos a los ancianos. Con ello pretendemos que la residencia se convierta en el hogar de los residentes. Por tanto, junto con su familia y los empleados de la residencia formemos una gran familia.

Residencias de ancianos solidarias

Los centros asociados a Lares C.V. son centros solidarios en los que se fomenta la calidad y la profesionalidad de los mismos, mirando siempre por las personas más desfavorecidas y vulnerables para crear un entorno propicio para ellos.

Una de las principales críticas que reciben las residencias suele estar relacionada con el concepto de apartar al mayor de su familia, por eso desde Lares C.V. queremos apartar esta crítica negativa trabajando para que el anciano se sienta como en su casa, prestando una atención centrada en la persona y con una amplia franja horaria de visitas para los familiares.

5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

© 2014 Lares Comunidad Valenciana